En esta sociedad-basura no hay sitio para la dignidad

Publicado en por armak.over-blog.es

En esta sociedad-basura no hay sitio para la dignidad

y lo que es peor, margina a los que aun les queda algo de vergüenza.

 

TRAGAR es la consigna. Contemporizar con la injusticia es el lema.

Bailarle el agua al poderoso la primera norma.

Si quieres triunfar ya sabes lo que tienes que hacer.

El fin justifica los medios.

 

Esta colección de friquis y pseudos-famosos que invaden las televiones no son más que un exponente más de lo que está sociedad nos reclama para poder tomar por la cara la parte mas dulce del pastel.

 

La otra cara, la del trabajador que se deja la piel por cuatro perras, la del que sostiene esta sociedad viciosa y viciada en todos los aspectos, es el rostro del fracaso y de lo que nadie quiere ser.

 

La cultura del pelotazo y del dinero fácil y sin esfuerzo

ha posibilitado el pensamiento único

de que todo vale con tal de vivir como un rey sin dar un palo al agua;

con lo que la ética y la moral en todos los aspectos de la vida pública

han sufrido una merma que ya veremos si algún día podrá ser recuperada.

 

Desde luego,

 con estos medios de comunicación que aupan a personajes de medio pelo

y que rie las gracias de éstos cuando cometen actos más que reprobables

y que no nos incentivan

poniéndonos como ejemplos casos mas ejemplarizantes

y que la mayor parte de las veces

( Veánse los telediarios)

nos alejan de la noticia auténtica que escamotean

o eliminan por otras que son más propias de un documental de la segunda, de sucesos de un dominical de barrio

o simplemente cotilleos de portera de comunidad.

 

Todo vale y todo se perdona

si llegas a la cresta de la ola de la fama, el dinero o el poder.

 


A esta sociedad sin escrúpulos

que ha perdido la decencia y la dignidad de las cosas

no le importa arrodillarse ante el becerro de oro y tragar,

sin rechistar, el esperma de sus recortes

porque, cuán prostituta, se siente más culpable que utilizada.

Etiquetado en ARTICULOS de OPINION

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post