Mantener un imperio se paga muy caro.

Publicado en por armak de odelot

Mantener un imperio se paga muy caro.

 

En estos momentos en que media humanidad se encuentra convulsionada con movimientos ciudadanos pidiendo una democracia real y no una de pega. En la que los cataclismos de la naturaleza se han multiplicado por culpa del cambio climático con el consiguiente costo económico y en vidas humanas.

En este año que parece por fin va a suponer el principio del abandono de la energía nuclear, ya que compromente gravemente la supervivencia humana. Este año en que las políticas neoliberales se han quitado la careta y han mostrado con toda su crudeza lo que esperan de nosotros.

Es cuando ha llegado la hora en el que la ciudadanía releve a una clase política corrupta y vendida a los intereses de la banca y las multinacionales.

EEUU se encuentra en la gran disyuntiva de o perder su hegemonía ante el empuje de China o vender cara su caída. Para no caer en errores anteriores, su diplomacia utiliza como ariete de esa huida hacia adelante que representa su actual política, al pequeño napoleón francés. 

Sarkozy se ha convertido, como Aznar en su día, en paladín y defensor de la causa americana. Primero con Libia, ahora con Siria y entre medias su lucha enconada para que por el medio que sea, internet se convierta en una plataforma de usuarios dóciles que se dediquen a consumir pagando cualquier producto enlatado y encorsetado por los medios audiovisuales de la información.

No quieren críticos con el sistema ni oposición de ningún tipo con los medios que utilizan para conseguir sus fines.

EEUU se está hundiendo y Occidente se abraza a ellos en su caída. Hace un año, comenté, refiriéndome a España, que era hora de cambiar de caballo. Por un lado había que buscar financiación en otras fuentes que no fueran ni la UE, ni el FMI ni mucho menos el Banco Mundial.

China se abre en el horizonte como el gran prestamista del mundo y tan solo te pide a cambio participar de tu crecimiento económico. No como otros que te exigen sangre, sudor y lágrimas a costa de recortes y reformas que expriman aún más a los trabajadores.

Por otro lado, comenté que el lugar escrito para la expansión económica de España estaba en nuestra historia. Latinoamérica es el sitio natural de España para comerciar y relacionarse.

Mas vale ser cabeza de ratón en Iberoamérica que no  cola de león en Europa. Y esto sólo es posible en una relación de iguales con los países americanos, dejando a un lado prácticas colonialistas y reconociendo los errores del pasado.

El poderío económico de EEUU se está acercando a su fin. Sólo los conflictos que ellos mismos crean y el el saqueo sistemático de las riquezas de los países ocupados más el robo de las fortunas de los dictadores que ellos mismos derriban, les está manteniendo en pie.

Aunque creo que esto no dure mucho tiempo. Su política armamentística que se lleva la mitad de su presupuesto, terminará hundiendo sus cuentas como en su día ya sucedió con la Unión Soviética.

Como expreso en el título de este artículo: Mantener un imperio se paga muy caro y el rencor acumulado que originan en media humanidad algún día, más pronto de lo que se piensan algunos, les pasará factura.

El dólar está en entredicho como patrón moneda, tanto como por los países emergentes, los países árabes, Lationamérica y la Unión Africana. Si esto sucede y todas las previsiones señalan que sucederá, EEUU tiene los días contados.

Es por esto, que el gobierno del Pentágono y de la CIA,  auténtico poder en la sombra de EEUU, ya que le presidente  es un títere y cuasi figura decorativa en sus manos, están jugando la carta de la inestabilidad a todos los niveles.

Les interesa tanto el cambio climático con las catrástrofes naturales que ello conlleva, como la inestabilidad social en el mundo así como todo tipo de desórdenes, conflictos bélicos y la existencia de grupos terroristas.

Van buscando por todos los medios a su alcance, que cunda en la ciudadanía una sensación de pánico y gran inseguridad para la creación de una superdictadura que gobierne el mundo con apariencia de una falsa democracia manipulada por los medios.

La crisis económica ya ha situado a la derecha del arco político a una gran parte de la masa electoral, lo que os estoy contando hará el resto.

No confundir la masa electoral que levanta gobiernos, con el grueso de la ciudadamía que en su gran mayoría no vota o se abstiene porque creen que este tipo de democracia no les representa.

                                                                                                                       ARMAK de ODELOT


Etiquetado en POLITICA

Comentar este post